Artículos

Aumenta número de centroamericanos detenidos en México

En la actualidad un gran número de migrantes centroamericanos continúa escapando de la violencia de sus países hacia Estados Unidos, sin embargo miles de ellos no llegan a su destino pues son detenidos por las autoridades mexicanas, quienes en los últimos meses han endurecido su política anti migratoria luego de la aprobación del Programa Frontera Sur.


Marcha de migrantes. Foto mexico.cnn.com



Por CERIGUA

México, 29 de mayo de 2015. La Oficina en Washington para Asuntos Latinoamericanos (WOLA) señaló que luego del anuncio de la implementación de este programa en México, se intensificaron las operaciones de control migratorio, entre éstas el incremento de puestos de control y redadas.

Solo durante el primer trimestre de este año, este país deportó a 39 mil 316 centroamericanos, cifra que representa un 79 por ciento más que en el mismo periodo de 2014.

En el tema de los menores migrantes no acompañados, la organización resaltó que entre octubre del 2014 y marzo de 2015, México deportó a 9 mil 671 infantes procedentes del llamado Triángulo Norte de Centroamérica; en este mismo lapso, la Patrulla Fronteriza capturó a 9 mil 802 niños de estos tres países.

WOLA dijo que el incremento del control migratorio plantea importantes problemas humanitarios, especialmente para los menores de edad, quienes escapan de Centroamérica por amenazas de seguridad, sin embargo México no evalúa adecuadamente su situación para determinar si necesitan protección y la mayoría de los infantes son devueltos rápidamente a sus lugares de origen.

Estas cifras dejan en claro que México ha asumido un nuevo papel como un estricto ejecutor de políticas migratorias y esta función viene al menos parcialmente en respuesta a la presión de Estados Unidos, afirmó Adam Isacson, coordinador de políticas de seguridad de WOLA.

Por su parte Mauren Meyer, coordinadora principal del programa de México y Derechos de Migrantes de la organización, dijo que dado los altos niveles de violencia que enfrenta Centroamérica es fundamental que México evalúe a los migrantes, para que los refugiados, víctimas de trata u otros delitos reciban la protección que necesitan.

Durante el último año fiscal de EE.UU, comprendido entre octubre de 2013 y septiembre de 2014, periodo en el que se alertó del aumento de infantes migrantes que viajaban sin compañía adulta, Estados Unidos capturó a 51 mil 705 menores de edad, de los cuales el 33 por ciento procedían de Guatemala.

En ese mismo lapso, México deportó únicamente a 16 mil 201 niños, de los cuales la mayoría eran originarios de Honduras.